La sal de la tierra (Juliano Ribeiro Salgado, Wim Wenders, 2014)

la sal de la tierra - viernesdocumental.com

“Maybe it would be nice to remember”

No hace falta a estas alturas explicar quién es Sebastiao Salgado. Sus fotografías son básicas para comprender buena parte de la historia del siglo XX, tanto la que sale en los medios de comunicación como la que no. En una invitación doble, Juliano, hijo del fotógrafo, y Wim Wenders, se acercan al brasileño con distintas perspectivas pero con un mismo objetivo: descubrir quién y cómo es este abogado de que un día decidió dejarlo todo por la fotografía.

En un viaje entre imágenes que recorren la vida personal y laboral de Salgado, el espectador descubre lo íntimamente relacionadas que se encuentran estas dos partes en su vida. Es cierto que la fotografía le permitió ver mundo, conocer a la gente que lo habita y comprenderles, pero también le hizo ser testigo de algunos de los sucesos más cruentos de la historia reciente (guerra en los Balcanes, genocidio en Ruanda…) así como de la incompetencia de instituciones y gobiernos. La sal de la tierra se convierte por ello en una historia circular en la que se reflexiona sobre ese proceso que abarca desde las primeras ganas de lucha y la posterior pérdida de ilusión y de fe en la humanidad que experimentó Salgado, hasta los motivos que lo traen de vuelta, principalmente, gracias a la convivencia con la naturaleza y su familia. Ante el caos, lo que lo rodea es la prueba de que siempre existe algo que merece la pena.
Por otra parte, aunque La sal de la tierra se concibe como una oda a Salgado (lógico al resultar un proyecto existente en el que pare e hijo invitan a Wenders a participar y no al revés), las acciones y los comentarios del fotógrafo inducen al espectador a abrir un debate posterior tanto sobre su trayectoria (eterno debate sobre si su fotografía es comprometida o una explotación del drama ajeno) como sobre el papel del fotoperiodismo o antropologismo fotográfico actual (como evidencia la anécdota de la pérdida del cuchillo).

Si bien el repaso a la vida de Salgado sigue un esquema casi cronológico, conviene aclarar que el documental  no se ajusta únicamente al habitual esquema de exposición a base de diapositivas y voz over (reinventado en este caso por Wenders en planos en los que, detrás de cada imagen, se ve a Salgado en un juego de retrato doble), sino que el relato autobiográfico del fotógrafo comparte protagonismo con el de su hijo Juliano, que mediante  el tiempo compartido con su padre y las conversaciones con su abuelo trata de situar a su progenitor en el contexto de su vida, y también el propio relato de Wenders, que desde la admiración previa y la amistad posterior resalta el compromiso y la trayectoria del brasileño. Con una puesta en escena a imagen y semejanza de la forma y el estilo fotográfico de Salgado, es cierto que cada uno de estos discursos saben a poco por separado: las reflexiones de Salgado y lo que ha vivido merecen un documental entero de más de 100 minutos;  también la vida de Juliano, quien se reencuentra de verdad con su padre siendo ya adulto, y por supuesto el propio Wenders, que podría permitir al espectador asistir a esas conversaciones de tú a tú entre el fotógrafo brasileño y el realizador alemán. Sin embargo, paradójicamente el documental resulta hipnótico y armonioso, y el resultado de esta polifonía narrativa es de todo menos incompleta.

Ganando mucho su visionado en versión original (por los matices en la utilización de los distintos idiomas o la dulce narración de Wenders), La sal de la tierra es un documental que logra conectar con el espectador y hacerlo partícipe, tanto de lo bueno como de lo malo. Un documental para disfrutar.

la sal de la tierra - viernesdocumental.com

FICHA TÉCNICA

Título original: The Salt of the Earth
Año: 2014
Duración: 100 min
País: Francia
Dirección y guion: Wim Wenders y Juliano Ribeiro Salgado
Música: Laurent Petitgand
Fotografía: Hugo Barbier, Juliano Ribeiro Salgado
Productor: David Rosier

Tráiler

Anuncios
Comments
One Response to “La sal de la tierra (Juliano Ribeiro Salgado, Wim Wenders, 2014)”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] (Mejor Montaje, Mejor Dirección Novel y Mejor Largometraje Documental) y la inclusión de La sal de la tierra en la categoría de Mejor Película Europea, estos son el resto de […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: