Con la pata quebrada (Diego Galán, 2013)

Con_la_pata_quebrada- viernesdocumental.com

“Una cocina así es lo que yo llamo la liberación de la mujer”

El 2013 ha sido sin duda un gran año para Diego Galán. Formando parte de diversos festivales, su documental Con la pata quebrada fue una de las obras escogidas para formar parte de la programación de la Sección Classics de la pasada edición del Festival de Cannes. En este año 2014, el documental continúa recogiendo reconocimientos y ha sido nominado en la categoría de Mejor Documental de los Premios Goya.

Sin: El siglo XX ha sido uno de los momentos históricos en los que más han variado el papel y los derechos de la mujer en España, en los que se avanzó y retrocedió casi a partes iguales. A través del cine, se pueden observar estos cambios sociales y la evolución de la figura de la mujer en el imaginario colectivo.

Lo que primero destaca de Con la pata quebrada es el enorme trabajo de documentación, rastreo y montaje que lleva detrás. El documental está construido por fragmentos y escenas de 180 películas realizadas desde los años 30 hasta la actualidad, así como por imágenes “reales”  (procedentes de noticiarios), carteles e infografías que muestran también la realidad de la época a la que aluden o que muestran las películas. A través de una voz over narradora que contextualiza y guía al espectador cronológicamente, se puede apreciar el cambio en la percepción social de la igualdad de género.
Comenzando el documental con la visión moderna y libre de las mujeres que se planteaba en la II República, Con la pata quebrada muestra el cambio de 180º que el franquismo impone sobre el ideal de mujer. Con intención aleccionadora (en comedias en los que la mujer aprende a comportarse o en dramas en los que la pecadora acaba recibiendo su castigo), desde las películas se insiste en un tipo de mujer cristiano y decente siempre dispuesta a complacer a su marido y a quedarse en el hogar. Reflejando la sociedad, es en esta parte del documental cuando el espectador puede apreciar los comentarios más crudos acerca de la mujer, que es calificada sin miramientos (por curas, maridos e incluso otras mujeres) como rastreras, pecadoras, cazafortunas o, simplemente, inútiles. Beneficiándose de la previsión que otorga el tiempo, el documental también repara en la constante presencia de algunas actrices y folclóricas, que parecían representar los ideales de una correcta mujer del Régimen y que sin embargo, con la llegada de la democracia (y del destape), participaron en películas completamente opuestas a la tendencia anterior.
Aunque también se evidencia en el documental la existencia de una perspectiva más compasiva hacia la realidad de las mujeres durante el franquismo, es a partir de los años 80 cuando de verdad se muestra en el cine (ya sea a través de la comedia negra o el drama más amargo) la presión social y el castigo al que están sometidas: frente a su independencia y a su necesidad de realizarse, la mujer aún tiene que hacer frente al rechazo e incomprensión por parte de su entorno más inmediato. Quizás son las películas más actuales fruto, no ya de la visión de los hombres sino de la mente de nuevas generaciones de mujeres, las que serán capaces de mostrar una realidad en la que la mujer no se define en función de lo que le rodea, sino de sus propios deseos y aspiraciones. 

A pesar de que Con la pata quebrada cuenta con una muy precisa selección de las escenas mostradas (que muestran los guiones más escabrosos y correctos en materia de igualdad de géneros), si hay que ponerle alguna pega es precisamente por esta extensa selección, que juega en contra de la identificación y la capacidad de reacción del espectador ante lo mostrado. Por otra parte, el tono amable y con cierta ironía de la voz over enunciada por Carlos Hipólito (al que se asocia inevitablemente con Cuéntame cómo pasó– TVE) recuerda demasiado en ocasiones a un reportaje televisivo anecdótico y no al estudio fílmico sobre la imagen de la mujer que realmente es este documental.

Con la pata quebrada no sólo ofrece una radiografía del cine español más reciente, sino que a través de él se evidencia la evolución y la regresión en materia de género y la capacidad del séptimo arte para mostrar y moldear la moral popular, evidenciando la impunidad con la que se puede repetir un discurso dominante. Aunque no se ahonde demasiado en la cuestión, tras el visionado de Con la pata quebrada el espectador no puede evitar preguntarse si realmente el cine es un fiel reflejo de la sociedad que lo crea o si, por el contrario, es un medio aleccionador utilizado para implantar ciertas ideas en un momento concreto. Es decisión de la audiencia permanecer pasiva o, por el contrario, plantear alternativas a este discurso.

Con_la_pata_quebrada- viernesdocumental.com

FICHA TÉCNICA

Título original: Con la pata quebrada
Año: 2013
Duración: 83 min
País: España
Dirección y guion: Diego Galán
Música: Bernardo Bonezzi
Productora: Enrique Cerezo Producciones / El Deseo

Tráiler

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: