Ríndete Mañana (Give Up Tomorrow- Michael Collins, 2011)

Ríndete Mañana- viernesdocumental.com

“Paco es inocente. Matarlo no lo cambiará”

*Aviso, spoilers en esta crítica

Hay historias tan indignantes e increíbles que parecen sacadas de un relato de ficción. Lamentablemente y como dice el dicho, hay veces en que la realidad las supera. Ríndete Mañana presenta el caso del español residente el Filipinas Paco Larrañaga: cuando tenía 19 años fue acusado, junto a otros seis jóvenes, de secuestrar, violar y matar a dos hermanas. Aunque hay pruebas que demuestran su inocencia, fue condenado a muerte y actualmente aún sigue en una cárcel.

El documental comienza con las noticias sobre la desaparición de las hermanas Chiong y el posterior encuentro de, supuestamente, el cadáver de una de ellas. Con claras evidencias de violación y maltrato, el caso provocó una gran conmoción en la sociedad filipina. Los medios de comunicación y la opinión pública presionaron a la policía para que encontrase a los culpables.
Sirviéndose de sus pasados problemáticos de un grupo de chicos (Paco y otros aparecían en listas policiales por haber sido fichados debido a peleas juveniles) y de sus circunstancias personales (la familia de la madre de Paco era una familia pudiente), la policía decide utilizarlos como chivos expiatorios.

Ríndete Mañana reconstruye con un tratamiento tradicional y de manera cronológica todo lo que ha ocurrido desde el primer intento de detención a Paco en 1997, dividiendo la historia en etapas: la detención, la falta e invención de pruebas, el juicio manipulado, la entrada en prisión y las condenas de cadena perpetua y pena de muerte a las que se enfrenta, la intermediación del Gobierno español, su traslado a nuestro país y su situación actual.
A través de las imágenes de archivo (fragmentos de periódicos, noticias de los telediarios) se puede apreciar la gran atención mediática que suscitó este caso y, en consecuencia, la sed venganza que demostraba la opinión pública, liderada siempre por la madre de las chicas desaparecidas, la señora Chiong. Los medios (sobre todo los televisivos) emitieron juicios de valor (destaca el presentador que pide públicamente a los presos de las cárceles que violen a los acusados cuando los vean) y explotaron de forma morbosa la tragedia, recreándose en los detalles más escabrosos: las imágenes de los cadáveres, los detalles sobre las violaciones o las entrevistas a los señores Chiong llenaron durante días cientos de horas de programación. Salvo unos pocos periodistas, siempre se apoyó la versión oficial dada por la policía, pese a que no había nada que la corroborase.
En contrapunto, las entrevistas muestran las otras dos caras del caso de Paco. Primero, abogados, periodistas y, sobretodo, Mimi (la hermana de Paco) y su marido Jaime, que aportan detalles que no solo prueban su inocencia (demostrando que estaba en otra isla en el momento en que sucedieron los crímenes), sino que, además, apuntan a otra línea de investigación mucho más creíble (el padre de las hermanas, el señor Chiong, trabajaba para un narcotraficante contra el que iba a declarar días después del secuestro de sus hijas; por supuesto, no llegó a hacerlo). Prueban también la manipulación durante las investigaciones, que consiguieron una única prueba en contra de los chicos 10 meses después de su detención (el testimonio de un hombre que se demostró coaccionado por la policía), y durante el juicio, lleno de irregularidades (no dejaron declarar a ninguno de los acusados) y de tratos de favor a la familia Chiong.
Segundo, muestran un drama personal que trastocó a toda una familia. Mientras que Paco es quien mantiene fuerte y unidos a sus familiares (suya es la frase que da título al documental), los que le rodean confiesan ante la cámara la impotencia que sienten al no poder convencer al sistema del error que está cometiendo. Se muestra la gran fe de la familia, la soledad de los hermanos, la frustración de su padre, y la angustia de la madre, que no logra perdonarse haber convencido a Paco de que no escapara cuando tuvo la oportunidad.

Ríndete Mañana muestra la corrupción del sistema filipino, pero también la ineficacia de la justicia española. Pese a toda la lucha y tras haber conseguido, con la intervención de los medios de comunicación y del Gobierno español, trasladarlo a una cárcel española, poco ha cambiado para Paco. Una vez diluida la euforia, tal y como advertía una periodista filipina, Paco sigue pagando por un crimen que no ha cometido. Es cierto que en España está en mejores condiciones, pero también que está lejos de su familia (que sigue en Filipinas).
El documental también presenta una reflexión: si Paco, con todo el apoyo, sólo ha conseguido esto, ¿cómo es la situación de los otros seis inocentes que aún siguen en prisión?

El pasado 5 de julio el Gobierno acordó pedir su indulto a las autoridades filipinas. Paco lleva en la cárcel más de 16 años.

Este documental se realizó con la colaboración de Amnistía Internacional.
En España puede verse en Filmin y distribuida por Avalon. Podéis ver el tráiler aquí.

Ríndete mañana- Viernesdocumental.com

FICHA TÉCNICA

Director: Michael Collins
Título en VO
: Give Up Tomorrow
Año: 
2011
Duración:
 95 min
Guión: 
Michael Collins, Eric Daniel Metzger, Marty Syjuco
Fotografía
: Joshua Weinstein, Michael Collins
Música
: Adam Crystal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: