Love, Marilyn (Liz Garbus, 2012)

viernes documental- love,marilyn

“Please, don´t talk about me when I´m gone”

Están a punto de cumplirse 51 años del fallecimiento de Marilyn Monroe y su vida y trayectoria aún siguen suscitando interés. Sin ir más lejos, en los últimos tres años se han inspirado en ella para realizar películas (Mi semana con Marilyn- My Week With Marilyn, Simon Curits, 2011), series de televisión (Smash, NBC, 2012-2013) y se han publicado varios libros sobre la actriz. De entre estos últimos, destaca la publicación de Fragmentos (Seix Barral, 2010), un libro que contiene pensamientos, confesiones y fragmentos de poemas escritos por Marilyn a cuya publicación se negó en vida; no obstante, cuando los descendientes de Lee Strasberg los encontraron en unas cajas olvidadas en su casa familiar, no dudaron en hacerlos públicos. Estos textos y pensamientos íntimos son el punto de partida para Love, Marilyn.

El documental comienza con una pregunta surgida de una conversación entre Truman Capote y la propia Marilyn: “¿qué le contestarías a alguien si te preguntase cómo era?” Para responder, Garbus utiliza los materiales habituales en cualquier documental que pretende reconstruir una biografía (imágenes de archivo, entrevistas, artículos, diarios…). Sin embargo, la forma que tiene de presentarlos es lo que hace de Love, Marilyn algo diferente.

Tras una pequeña introducción que bien podría funcionar como un tráiler (tendencia común en ahora en EE.UU. como ya vimos en The House I Live In), el documental comienza con las imágenes emitidas por los medios en el momento de su muerte (evidenciando el desmesurado interés morboso de la prensa), con una pequeña reflexión sobre su figura y con una gran verdad: “la realidad es que no sabemos lo que pasó y nunca lo haremos“.
Tras esto, de forma cronológica se reconstruye su vida a través de las voces de quienes la conocieron y de la propia Marilyn, y es aquí donde está la innovación: en vez de recurrir a la habitual voz en off para leer los textos de la actriz o de los que la trataron (poemas, confesiones, correspondencia…), Garbus opta porque sean actores los que representen los escritos y les aporten, con sus interpretaciones, significado. De entre todos, podemos destacar la emotividad con que Adien Brody trasmite de la especial relación entre Capote y Monroe, la visceralidad de Marilyn según Marisa Tomei, su sensibilidad y fuerza por Jennifer Ehle, el ingenio y la paciencia de Billy Wilder por Oliver Pratt, el desdén que mostraba Arthur Miller según Stephen Lang… Es cierto que esta forma de narración es arriesgada: lo que escuchamos no dejan de ser interpretaciones personales (que pueden ser erróneas) de las palabras que otros han escrito. Por otra parte, la forma en que están grabadas (con dos cámaras en movimiento y sin un eje definido) puede llegar a marear cuando los actores no consiguen conectar con los textos que representan. Sin embargo, la mayoría de los actores consiguen aportar matices que ayudan a completar las distintas caras del perfil de Marilyn y a comprender su comportamiento un poco mejor.
L,M también se compone por entrevistas con aquellos que trataron o conocieron de alguna forma a Marilyn. Es interesante el contrapunto que se crea entre las entrevistas realizadas específicamente para el documental, que responden a unas preguntas planteadas para completar ciertos momentos del guion (de gran interés es la realizada a Amy Greene-Andrews, amiga personal de Monroe y mujer del fotógrafo Milton Green) y las que proceden de material de archivo, contextualizando los acontecimientos en la historia (como por ejemplo, Artuhr Miller hablando de su divorcio y de su nueva mujer). A estas intervenciones, se suman entrevistas en vídeo y audio de la propia Marilyn que inciden en lo atrapada que se sentía entre la idea de lo que ella era, lo que ella quería ser y lo que los medios, Hollywood y sus supuestos amigos querían que fuese.

Con este pastiche de elementos se reconstruyen aquellas partes de la vida de la actriz sobre las que reflexionó en sus diarios: su llegada a Hollywood, su lucha por sentirse actriz, la doble cara de su fama, el contraste entre sus maridos, su vida como carnaza para los tabloides… Este documental viene a reforzar la dualidad en el perfil de Marilyn, la diferencia abismal entre su animada y despreocupada imagen pública y su quebrada vida personal.
Es cierto que toma partido a su favor (como cuando explica cómo fue tratada durante el rodaje de Something´s gotta give) y que no entra en temas demasiado morbosos (su relación con Kennedy, por ejemplo, prácticamente no se menciona) pero lo cierto es que la propia Marilyn no habló ni escribió sobre ello. L,M tampoco trata de ahondar en su leyenda, pero deja abierta la oportunidad para que lo hagan otros.

Love, Marilyn quizás no aporta ninguna conclusión nueva sobre la vida o personalidad de la actriz, pero la forma que tiene de contextualizar sus sentimientos con lo que ocurría a su alrededor ayudan a entenderla un poco mejor. Visualmente es innovadora y de imprescindible visionado para todos los admiradores de Miss Monroe.

Love, Marilyn puede verse este mes (mañana día 14 y el día 25) en Canal+ y está distribuida en España por Karmafilms.
Podéis ver su tráiler aquí.

marilyn monroe-viernesdocumental

FICHA TÉCNICA

Título original: Love, Marilyn
Año: 2012
Duración: 105 min
Director: Liz Garbus
Guión: Liz Garbus
Fotografía: Maryse Alberti
Productora: Diamond Girl Production / Moxie Firecracker Films

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: