FIDOCS. PPO- No Habrá Revolución Sin Canción (Mélanie Brun) (II)

No Habrá revolución SIn Canción

“Lo que no existe, es el silencio”

Teniendo un tiempo de visionado limitado y un catálogo de competición amplio, No Habrá Revolución Sin Canción era uno de los documentales del FIDOCS que no había que dejar escapar.
No Habrá Revolución Sin Canción tiene una estructura narrativa muy clara: tomando como punto de partida la celebración de un concierto-reunión de parte de los músicos más importantes de la Nueva Canción Chilena, presenta al espectador (en orden cronológico y evidenciando siempre las relaciones causa-efecto) el papel determinante de la música chilena en el devenir histórico del último cuarto del siglo XX del país latinoamericano.

Así, NHRSC, comienza repasando la contribución (a finales de los ´60 principios de los ´70) de los artistas de la Nueva Canción Chilena al creciente apoyo popular y posterior victoria electoral de Salvador Allende para continuar con la evolución de la música chilena en la sociedad coetánea al Golpe Militar y también en la post-Pinochet. Si en un principio la NCCh abogaba por mostrar la realidad del pueblo, su lucha y sus reivindicaciones, durante la época de la Dictadura el exilio y el miedo llevaron a los artistas (y a la gente en general) a la autocensura y al silencio. Sin embargo, la aparición de una nueva generación libre del lastre del ´73 generó nuevos movimientos sociales de protesta y, con ellos, nuevos movimientos musicales que respondían con melodías acordes a los nuevos tiempos.
Y es que esta es la gran lección de NHRSC: las generaciones se suceden y luchan de formas distintas, pero el mensaje, la fuerza que los impulsa, son los mismos. Por eso la cultura está tan vinculada al crecimiento social; entre ellos hay una retroalimentación, unas raíces comunes necesarias para el correcto funcionamiento de las dos partes.

Para expresar estas ideas, el documental se vale de imágenes actuales, de archivo y, principalmente, de dos elementos: por una parte (y sin  que pueda ser de otra manera), la música. En NHRSC las canciones no ilustran las imágenes, se equiparan a ellas e, incluso, llegan a provocarlas, y es que ambas son consecuencia de una misma realidad. Tanto los fragmentos del concierto como las melodías motivadas por alusiones a ciertos acontecimientos, permanecen en pantalla el tiempo suficiente (algunas incluso enteras) para que quienes las conozcan puedan evocar sus propios recuerdos y para que quienes no las habían escuchado con anterioridad puedan sumergirse en las letras y reflexionar junto a ellas.
Pero no menos importantes son las entrevistas, que funcionan como hilo conductor y esqueleto del documental al conducir al espectador entre las reflexiones personales y las revisiones de los sucesos históricos. Entre las intervenciones, podemos diferenciar a su vez dos tipos: las realizadas a los músicos (sentados en sillas, en lugares escogidos, con paredes de fondo de colores vivos y materiales robustos) y las efectuadas a los ciudadanos de “a pie” (en la calle, al lado de fragmentos de la bandera chilena que después se reconstruyen en montaje). Si bien los músicos hablan del significado de su música, de sus experiencias o de cómo la situación política afectó a sus vidas y a su obra, y a la gente se le pregunta por la situación social del país, todos reflexionan sobre el papel de la cultura en sus vidas: mientras los primeros se lamentan del desprecio que sufren por los gobernantes y de la desaparición paulatina del folclore y sus himnos en pos de la búsqueda y el interés individual, los segundos hablan de una nueva Chile sin identidad común, sin un pasado que haya conseguido unirles ante los problemas del presente y los retos del futuro.

De nuevo, dos voces distintas, pero un mismo problema y una misma denuncia. Un mismo mensaje. Y es que al final del documental, músicos y pueblo, aunque separados, acaban bailando.

No Habrá Revolución Sin Canción aún no tiene distribución para España, pero podéis disfrutar de su trailer aquí.

fiskales ad hok

Anuncios
Comments
One Response to “FIDOCS. PPO- No Habrá Revolución Sin Canción (Mélanie Brun) (II)”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] No Habrá Revolución sin Canción (Mélanie Brun, 2012) Radiografía de la historia reciente de Chile a través de los movimientos musicales que provocaron y respondieron. Podéis leer nuestra crítica del documental aquí.  […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: